¿CÓMO SE PRODUCE? Los venezolanos se acuestan con hambre cada día – EsCaracas.com

¿CÓMO SE PRODUCE? Los venezolanos se acuestan con hambre cada día



Publicidad
Inicio / Destacado / ¿CÓMO SE PRODUCE? Los venezolanos se acuestan con hambre cada día

La escasez de alimentos hace estragos en la salud de los ciudadanos, según revela una encuesta hecha por investigadores del país.
La crisis alimentaria hace estragos en la salud de los venezolanos, según revela una encuesta hecha por investigadores del país sudamericano. La mayoría ha reducido su talla y se acuesta con hambre. Un 64,3% reconoce haber perdido once kilos de peso en 2017. Las bolsas de comida que el Gobierno vende a precios regulados sólo llegan a 12,6 millones de personas, poco más de un tercio de la población.

Yuca y arroz. En eso se basa la dieta de la mayoría de los venezolanos. La harina de maíz precocida, ingrediente base de la arepa, emblema culinario del país, ha sido desplazada por primera vez entre los principales alimentos que los ciudadanos del país sudamericano buscan para alimentarse.
La crisis alimentaria que atraviesa Venezuela tiene una dramática expresión en la talla de los ciudadanos y en lo que comen, según los resultados correspondientes a 2017 de la Encuesta de Condiciones de Vida del Venezolano, realizada desde 2014 por investigadores de tres de las instituciones académicas más importantes del país, las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar.
“La gente está desarrollando estrategias para sobrevivir, no para alimentarse. Ya no es posible ni siquiera sustituir alimentos. La caída en el consumo de harina de maíz, un alimento que por las leyes venezolanas está enriquecido con hierro y vitaminas, es dramática, al igual que la de hortalizas y frutas, que aportan los micronutrientes”, señala la doctora Marianella Herrera, miembro del equipo de investigadores.
En la encuesta de 2017 se ha incluido por segunda vez la pregunta acerca de la pérdida de peso que reportan los ciudadanos. En 2016, la mayoría dijo haber perdido 8 kilogramos, tres menos que el año anterior, lo que indica que la malnutrición de los venezolanos se ha acentuado y los ha llevado a adelgazar aún más, siguiendo una dieta que Herrera llama anémica, por la carencia del hierro que aportan las carnes, las verduras de hojas verdes y la harina de maíz nacional, cada vez más escasa y que el Gobierno ha sustituido por versiones importadas no que se distribuyen a través de los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), controlados por seguidores del Gobierno.
En contraste, un 7,2% de los encuestados reportó haber ganado unos 7,6 kilogramos de peso; un dato, ataja Herrera, que tampoco revela bienestar. “Una dieta basada en tubérculos y harinas únicamente puede hacer engordar a algunos, pero no los saca de la epidemia de malnutrición que vivimos, ahí también hay un hambre oculta”.
Los resultados presentados por los académicos cuantifican el drama del hambre en Venezuela y del acelerado crecimiento de la pobreza, que en la encuesta alcanza a un 87% de la población. La investigación expone la radiografía de un país sin cifras, una realidad difícil de ocultar en las calles y en los estómagos de los ciudadanos, pero que el régimen de Nicolás Maduro se ha empeñado en tapar, al no divulgar información estadística desde hace cinco años.
El estudio, basado en una muestra nacional de 6.168 hogares, también reveló que 8.130.000 venezolanos comen dos o menos veces al día. El desayuno es la comida que más se sacrifica en hogares donde el 61,2% de los encuestados asegura que se acuesta a dormir con hambre.







data-mobile="Auto-detected" data-adapt-container-width="true" data-width="500" data-hide-cover="false" data-show-facepile="false" data-show-posts="false">