Milagro en Texas: Desaparece un tumor incurable en el cerebro de una niña

Pese al enorme desarrollo que ha vivido la ciencia y el campo de la medicina en los últimos años, no son pocos los casos en los que una enfermedad tremebunda se consigue finalmente curar.


Diagnósticos que dan pocas esperanzas de vida que se acaban tornando en años y años de buena salud. Pero lo que no se recuerda en Texas es un caso parecido al de Roxli Doss, una niña de 11 años a la que se le diagnosticó un glioma pontino intrínseco difuso (GPID), que se presenta en el tronco encefálico, y enigmáticamente se ha volatilizado sin dejar ningún rastro, publica abc.es.

Los médicos no encuentran ninguna explicación a este milagro que se ha vivido en el campo de la medicina. Este tumor cerebral era del todo inoperable.