Putin se aleja de Maduro y ya piensa en un nuevo líder para Venezuela

Putin se aleja de Maduro y ya piensa en un nuevo líder para Venezuela 1
JOSS 54 Insights & Consultants

“Vladimir Putin ratificó nuevamente todo el apoyo de Rusia para que Venezuela siga fortaleciendo su capacidad técnico-militar y su sistema de armas para defender la soberanía y la paz”. Ilusionado, las palabras fueron pronunciadas por Nicolás Maduro luego de la última reunión que mantuvo con el presidente ruso en el Kremlin el pasado viernes.


El dictador cree encontrar allí algo del sosiego que la dramática situación que se vive en los alrededores del edificio gubernamental -al que para la mayoría usurpa- no le permite hallar. Pero a medida que el invierno se acerca a Moscú, también la relación con su protector pierde calor. El vínculo entre ambos perdurará en las formas. Sobre todo las diplomáticas y las vinculadas con los cientos de negocios en marcha. El ex agente de la KGB -quien está al comando de la extensa nación desde mayo de 2000- desprecia intelectualmente y como líder político al corpulento dirigente que se aferra al Palacio de Miraflores.

Sospecha (sabe) que está más pendiente en intentar sobrevivir que en empujar una iniciativa viable que revirtiera el desmembramiento de poder que padece. “Lo ve desesperado, débil… sin solución”, señala alguien que conoce -bastante- la inabarcable cabeza del ruso. “Para Putin las diferencias que hay con el anterior presidente (Hugo Chávez), son demasiadas. Lo desprecia desde todo punto de vista”, afirman.

“A Chávez lo consideraba fuerte, inteligente, audaz, creativo y hasta algo confiable. A Maduro, por el contrario, lo subestima. El respeto es sólo en las formas. En él no encuentra nada”, agrega un ex militar y asesor que prefiere mantener su nombre a resguardo.

JOSS 54 Insights & Consultants