Venden sus cosas y piden en la calle: Padres hacen hasta lo imposible para que sus hijos sanen en la CHET #Video

A Dimaris Marín no le han borrado la sonrisa. Ella habla y parece feliz aunque está sentada al lado de una cuna en una de las ocho salas de hospitalización de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) de Valencia. Ahí tiene a su hija de 10 meses, quien padece de varias patologías cerebrales que requieren una segunda cirugía, por la que tuvo que vender todos sus electrodomésticos para poder pagar exámenes, insumos y medicamentos.


La niña llena de ternura el sombrío lugar. «La diva de la sala» se lee en la cama que ocupa desde hace más de cinco días y donde se mueve de un lugar a otro. «Ella es un milagro porque su diagnóstico es, además de hidrocefalia severa, poco tejido cerebral y los médicos se sorprenden por su inteligencia». La bebé aplaude, dice que va a cumplir un año y hasta pide la bendición. Y eso es lo que le da fuerzas a su madre para seguir sonriendo.

Lea también:  Iris Valera sobre Bachelet: "No hace falta que ningún organismo venga a darnos un reconocimiento"

Ella le prometió una cabeza pequeña, y hace lo que sea por lograrlo. La primera cirugía le costó alrededor de 500 dólares, y por la que espera que le hagan el próximo lunes ya ha gastado más de 300. «Tuve que vender mis cosas, la nevera, el televisor, la lavadora y hasta el sistema de televisión por cable. Pero no mi importa, yo lograré el objetivo con mi hija» sentenció.