Trump avisa que Biden quiere mantener vivo al Régimen de Maduro

Donald Trump ha vuelto exultante a los mítines de campaña este lunes en Florida, después de 11 días prácticamente aislado tras resultar positivo de la covid-19. El presidente de Estados Unidos ha reanudado sus viajes por el país con una primera parada en el aeropuerto de Sanford donde una multitud –la mayoría sin mascarilla y sin respetar la distancia social– le recibió con aplausos desde que el avión presidencial aterrizó en la pista. “Es genial estar de vuelta”, ha dicho Trump al subir al escenario. “Vamos a distribuir lo que me dieron en todos los hospitales”, ha añadido sobre el tratamiento experimental que recibió para recuperarse, mientras los asistentes al acto le vitoreaban.


Apenas una hora antes del mitin, el médico del presidente, Sean Conley, anunció que Trump había dado negativo “en días consecutivos” y confirmó que el presidente ya no era contagioso. Aun así, Trump no estrechó manos durante la reunión con sus seguidores y se limitó a saludarlos a la distancia desde una tarima que le impedía acercarse a ellos. “Lo superé, ahora dicen que soy inmune. Me siento tan poderoso”, dijo. El presidente estadounidense ha defendido su gestión sobre la pandemia del coronavirus que en el país ya ha alcanzado los 7,8 millones de casos y 214.000 muertes por la enfermedad, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Para el regreso de Trump a los actos públicos ha sido elegido el Estado de Florida, una de las regiones clave para ganar la presidencia de Estados Unidos. Se trata del Estado pendular más grande del país que tiene 29 de los 270 votos electorales que necesita cualquier candidato para ganar las elecciones del próximo 3 de noviembre. “Ganamos Florida la última vez, fue hermoso”, recordó Trump sobre el resultado de 2016 en el que ganó a Hillary Clinton por la mínima, con una diferencia del 1% de los votos. Esta vez, Trump llega a Florida cuando los sondeos ponen a su oponente el demócrata Joe Biden por encima de él en las preferencias de los votantes y con una distancia promedio del 4%.