Intentaron ingresar un celular a una cárcel con una paloma

Paloma

Un insólito hecho se presentó en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita Colombia. Por medio de una paloma mensajera, delincuentes intentaron ingresar al sitio de reclusión un celular con sus respectivos manos libres. La guardia del centro carcelario logró interceptar el animal antes de que llegara a su destinatario con el envío.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó que gracias al trabajo del Cuerpo de Custodia y Vigilancia del establecimiento de Cómbita se logró detectar el ingreso de la paloma mensajera con elementos no permitidos al interior del penal.

“La paloma mensajera llevaba un celular y unos manos libres, los cuales ya fueron incautados”, informó el instituto.

La guardia carcelaria ha logrado detectar extrañas formas que usan los presidiarios y sus secuaces para el ingreso ilegal de objetos no permitidos en los centros carcelarios
Los internos está utilizando drones, palomas y otro tipo de elementos que son enviados desde el exterior de las cárceles para lograr introducirlos de manera irregular.

“Ante esta situación, se están evidenciando nuevas modalidades para intentar ingresar estos elementos como palomas o drones”, informó el Inpec.

Semanas atrás se conoció un video que muestra cómo es manipulado un dron para ingresar drogas a la cárcel de Peñas Blancas de Calarcá.
En las imágenes se evidencia que desde una distancia considerable manipulan la aeronave, que transporta un paquete que, al parecer, contenía drogas, y al accionarlo deja caer el elemento sobre el patio dos de la cárcel en la Villa del Cacique.

Por esta situación, el Inpec dio instrucciones a todos los establecimientos carcelarios del país para crear estrategias que permitan fortalecer los controles perimetrales de las cárceles y evitar el ingreso de elementos prohibidos a través de drones, animales y el bombardeo desde los barrios aledaños.

Además, en esta semana el Inpec llevó a cabo un operativo donde fue intervenida la cárcel de Picaleña en Tolima. Allí se encontró una red de extorsiones que se realizaban desde el mismo centro penitenciario.

Esta diligencia se cumplió en el patio ocho, bloque uno, en donde se recopiló un gran número de elementos que presuntamente eran utilizados por los internos para realizar llamadas extorsivas a diferentes ciudades del país, a pesar de encontrarse en el sitio penitenciario