Pdvsa le juega sucio a todos sus jubilados

Pdvsa le juega sucio a todos sus jubilados 1

Es por demás trillado el tema y el reclamo que de la manera más democrática han elevado los jubilados a través de la nueva directiva de AJIP, la cual dirigida por valientes jubilados iniciaron una cruzada contra la corrupción.


Destacan en su momento, dirigentes como Héctor Villalobos, Omar Antúnez y Helena Pino, quienes fueron los que destaparon la olla del presunto fraude cometido contra el Fondo de Pensiones de los jubilados de Pdvsa y sus filiales.

Muchos son los detalles que están señalados en la denuncia que abarca un monto superior, en su totalidad, a los 7 mil millones de dólares, que no es cualquier suma y la cual, acumulada en haberes e intereses de varios años (2014,2015, 2016,2017,2018 y 2019).

Igualmente, los montos cubren varias partidas que suman pagares, bienes e inmuebles y cifras en dólares por el pago de alquileres de edificios y oficinas, también pertenecientes al colectivo de jubilados.

El mayor descaro fue conocido por la opinión pública, cuando en la administración del presidente “rojo rojito” Rafael Ramírez Carreño, autorizo a un agente financiero, el famoso caso Illaramendi, quien fue descubierto en un fraude al fisco norteamericano por el mal manejo de más de 350 millones de dólares, pertenecientes al Fondo de Pensiones de los jubilados de Pdvsa.

Este oscuro manejo fue superado, aunque tiene fallos jurídicos pendientes en los Estados Unidos y la administración de Rafael Ramírez y sus secuaces (hoy la mayoría presos), echaron tierrita al asunto para evitar un escándalo político y financiero durante el Gobierno del fallecido “Comandante Supremo” Hugo Rafael Chávez Frías.

Luego al fallecer el Comandante Chávez, los felinos y amigos de lo ajeno, entraron de nuevo en acción. A pesar de tener bastantes expedientes en la Fiscalía General de la República y en varios tribunales del país, por presuntos malos manejos de presupuestos de la industria y por malversación de fondos, cambiaron los estatutos del Fondo.

Resulta muy extraño, como en tiempos de Revolución, y teniendo denuncias con firmas del colectivo de jubilados, la Fiscalía General de la República no haya actuado, al menos para iniciar una investigación por el desvío de los fondos de los jubilados petroleros.

Los dineros fueron usados para otros fines no determinados en los estatutos del Fondo de Pensiones de los jubilados Pdvsa y sus filiales y cubrieron gastos – presuntamente – para obras del Estado como por ejemplo en la Misión Vivienda y el actual presidente de Pdvsa lo sabe.

La actual junta administradora del Fondo de Pensiones (donde precisamente no participan los jubilados) APJPDV, representada por funcionarios y actuarios nombrados por Pdvsa, no han cumplido con los pagos a los jubilados y sólo han respondido con promesas incumplidas y mamaderas de gallo, que ya rebasan la paciencia.

A pesar de que se ha dejado atrás el reclamo general de los montos en divisas del Fondo (se espera por las últimas auditorias) ya que el engaño huele a un presunto guiso y además, eleva las sospechas, la mayoría comentadas entre los miembros de Ajip y todo el colectivo de jubilados a nivel nacional.

Los últimos reclamos se expresan en las quejas presentadas al actual Presidente de Ajip, señor Héctor Villalobos por la señora Heleno Pino Blanca (asesora), donde resalta un número de puntos pendientes por parte de la Junta Administradora del Fondo de Pensiones (representantes de Pdvsa).

La señora Pino sostiene: “…la Asociación Ajip y los jubilados no pueden seguir siendo irrespetados por la presidencia de APJPDV quien se niega a entregar documentos importantes que nuestra Asociación Ajip solicitó en el año 2017 al ingeniero Nelson Martínez (fallecido) ex presidente de Pdvsa, quien instruyó a las instancias internas de Pdvsa y APJPDV para que hicieran esos informes requeridos por Ajip y que se encuentran en poder de la Srta. Iris Medina Fernández presidenta de la Junta Administradora del Fondo de Pensiones, APJPDV”.

Entre los documentos solicitados por los jubilados a las autoridades del Fondo, la Sra. Helena Pino Blanca destaca un Informe de Consultoría Jurídica de Pdvsa (modificaciones del art. 33 del Fondo); informe de listado de inmuebles propiedad de APJPDV; Resultados Preliminares de la Auditoria Externa del Fondo de Pensiones año 2016; Copias de soportes y avales que sustenten un débito hecho por 226 MM$ al total de intereses anuales de los Bonos Pdvsa.

Igualmente, se incluyen en la lista de los petitorios de Ajip 2017 – según Helena Pino – la no respuesta por parte de la Junta Administradora del Fondo sobre una propuesta de Ajip para el pago de la deuda a través de Petros, Bonos Pdvsa, carros, enseres del hogar o apartamentos.

Otra de las peticiones sobre las cuales Ajip no ha recibido respuesta de Pdvsa – el Presidente no dice ni pio – es el pedimento de un 4to mes de bonificación de Navidad y Bono Recreacional.

La realidad de los reclamos de los jubilados ha caído en los oídos sordos del actual presidente de Pdvsa, al cual llaman Shakira por aquello de “sordo, ciego y mudo”.

Los jubilados de Pdvsa merecemos respeto y por ello los reclamos apuntan a un escrito y petitorio jurídico a la Fiscalía 37 del Ministerio Público, donde se expongan los daños y perjuicios causados por Pdvsa y la Junta Administradora del Fondo APJPDV al colectivo de jubilados.

Hoy unidos a la grave crisis por la que atraviesa el país, el colectivo de jubilados de Pdvsa ofrece un balance doloroso. No hay servicios médicos y en las clínicas del país (abundan los casos) ruletean a los jubilados y a sus familiares, con un saldo de varios fallecidos.

La Fiscalía General de la República debe ocuparse de inmediato por investigar el caso del Fondo de Pensiones de los Jubilados de la industria petrolera y petroquímica nacional.

El caso de los jubilados de Pdvsa no puede esperar más. Además de un presunto robo descarado por parte de algunas autoridades de la primera industria del país, ya ralla en una indiscutida violación de los derechos humanos y todo ello, lamentablemente, ocurre en tiempos de la Revolución Bolivariana.

¡Justicia ya!

¡Amanecerá y veremos!