El Petro pone “patas arriba” a la Gran Caracas

La pensionada Antonieta Adames aguarda en una larga fila a las puertas de un supermercado de Chacao, en Caracas, donde espera usar el medio petro que Nicolás Maduro otorgó a millones de jubilados y trabajadores públicos como aguinaldo.


«Voy a comprar lo que pueda», dijo la mujer a Efe. «Pollo, alimentos. Si estuviera en otro sitio compraría otras cosas», añadió la ex docente y seguidora de Maduro.

Cerca de ella, Carolina Pacheco se quejaba de la larga fila y su mala organización; del inusual calor que sufre Caracas este fin de año, de los altos precios de los alimentos, de dolores en el cuerpo.

«No es justo que tengamos este desgaste físico», dijo a Efe esta trabajadora de 50 años que recorrió más de 30 kilómetros desde Guarenas, donde menos de una docena de comercios aceptan el petro, para llegar a Chacao.

Lea también:  Publican lista de los productos que quedarán exentos del incremento del IVA

Cómo pagar con la Petro App en los comercios que aceptan la moneda virtual
«El presidente lo hizo bien por un lado, pero mal por el otro», agregó al señalar que el petro no puede canjearse por otras monedas. Aunque sí puede ahorrarse y esperar a que su valor aumente en bolívares pero se mantenga en torno a los 60 dólares, como ha venido ocurriendo desde que fue lanzado.