Conoce el lado oscuro de la empresa que desarrolla el sistema para cobrar el Petro

En agosto del 2004 se implementó por primera vez el sistema de voto electrónico a través del sistema biométrico en Venezuela para el referendo revocatorio, desde este año el régimen ha optado por utilizar este sistema incluso para cancelar servicios comerciales, así reseñó El Pitazo


El régimen venezolano ha insertado poco a poco el sistema biométrico en diferentes áreas de la cotidianidad venezolana, la primera vez fue para ejercer el derecho al voto, con el voto electrónico, luego en las compras dentro de establecimientos comerciales (Bicentenario, Mercal, Tiendas Clap, entre otros) para “controlar” las compras semanales de los clientes tras el desabastecimiento alimenticio, posteriormente se implementó esta medida en los bancos nacionales y actualmente fue expandido y enlazado su uso con el Carnet de la Patria para “beneficiar al pueblo” con un criptoactivo creado por el régimen llamado “Petro”.

Las datas vaciadas en el sistema biométrico fueron enlazadas con las datas del CNE obteniendo así los datos personales de cada venezolano dentro del sistema, dicho proceso fue realizado en principio por la empresa Smartmatic con la cual no se renovaron relaciones comerciales debido a las acusaciones por irregularidades en los resultados de la selección de los miembros de la constituyente cubana, en julio de 2017.

Lea también:  Empresarios quedaron endeudados y en riesgo de ir a la quiebra por ventas en Petro

En su lugar ExClé S.A. tomó los contratos, sin embargo, según El Pitazo esta empresa de origen argentino tiene nexos con el régimen desde el 2004 y en el 2009 partició en diferentes proyectos de la Alcaldía de Caracas bajo gestión de Jorge Rodríguez y para el 2012 fueron los encargados de validar la información de 19 millones de electores, para las últimas elecciones con Hugo Chávez, para luego cumplir el mismo papel en 2013 con los comicios que dieron ganador a Nicolás Maduro frente a Henrique Capriles. Además fueron responsables de la auditoria del sistema biométrico que utiliza el Banco de Venezuela.