El calvario de 13 indígenas recluidos en la DGCIM: Les impiden bañarse

El calvario de 13 indígenas recluidos en la DGCIM: Les impiden bañarse 1

Del asalto al 513 Batallón de Infantería Selva “GD Mariano Montilla Padrón” ubicado en el sector Luepa, municipio Gran Sabana del estado Bolívar, y en el 5102 puesto policial de Escamoto, quedaron varios militares activos y retirados, así como trece indígenas de la etnia pemón detenidos. Además, órdenes de captura contra el autor intelectual del asalto al cuartel alias Toñito, dos ex alcaldes de la Gran Sabana y dos capitanes indígenas.

Los más vulnerables son los trece indígenas que permanecen detenidos en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), a quienes no les han permitido bañarse, que hasta el día miércoles no habían podido cambiarse de ropa, que no les habían dado alimentos.

“Sus ropas están podridas. Ellos están tirados en el piso. Encerrados en celdas pequeñitas”, confiesa una fuente a Infobae.
Los tribunales, los jueces, los fiscales y los defensores públicos están olvidando que los indígenas tienen una condición especialísima que les permite, entre otras cosas, ser juzgados por sus jueces naturales, es decir la de los indígenas.

A los pemones detenidos les aplicaron la medida del “Acostumbramiento”, que es como llaman los cuerpos represivos a la incomunicación de los detenidos por 30 a 45 días, sin permitirles que los vean abogados ni familiares; es una medida que ha permitido que a los detenidos por sospechas de conspiración los torturen brutalmente sin que haya mayores evidencias cuando la familia por fin logra verlos.

En una de las órdenes de presentación por el caso del asalto al batallón 513, aparecen tres militares y 14 civiles; los oficiales son el Teniente coronel Edgar Omar Valdez Ramírez, comandante del batallón asaltado, el Primer teniente Axel Caldera Yépez y el Teniente Miguel Ángel Reyes Mendoza.

Los civiles serían los indígenas de la etnia pemón: Oscar Albenis Pérez González, Amílcar José Pérez Pérez, Carlos Alfredo Fernández Bailón, Carlos Cesar García Duran, Yori Agustín Rondón Pérez, Fancencio Mejías Fernández, Lisandro González Delgado, Frederick Lowuis Fernández Romero y Julio Leomal Delgado Sosa.

El 26 de diciembre, en la sede de la Región Estratégica de Defensa Integral Guayana, se constituyó el Tribunal Militar 17 de Control para la audiencia de presentación de los tres militares y los pemones. El Fiscal Militar Superior de la Región de Defensa Integral de Guayana, coronel Cesar Enrique Milano Montoya le solicitó al Juez Militar Décimo Séptimo de Control de Ciudad Bolívar, mayor Cristian Josué Rivas Lanz que los militares y los indígenas permanecieran detenidos.

No hubo abogados privados, sino que como ya también es usual en la justicia militar, les impusieron defensores públicos, que en este caso fueron: T/N. Sourelis Bonalde García y el primer teniente Cesar Augusto Delgado Perich.