Sin luz, sin agua, sin teléfono en Venezuela: «Estamos como en Mad Max»

Sin luz, sin agua, sin teléfono en Venezuela: "Estamos como en Mad Max" 1

«¿Cuál es su profesión», le preguntaron esta semana a Emilio Álvarez, de origen gallego, quien acudió a una aseguradora de Valencia (tercera ciudad de Venezuela) dispuesto a dejarse los ahorros en un seguro privado para protegerse como sea del derrumbe de la sanidad pública. «¡Superviviente!», respondió al instante el pequeño empresario, como si al criollo sólo le quedara su exuberante sentido del humor para rebelarse contra la tragedia de todos los días.

En el año de la «recuperación económica» ordenada por Nicolás Maduro, la megacrisis venezolana sigue igual. O peor. El nuevo salario mínimo mensual equivale a 3 dólares, cuando en Haití, el país más pobre de América Latina destruido hace una década por un terremoto salvaje, es de 66 dólares. Para adquirir la canasta alimentaria de un mes se necesitaría dedicar tres años de salario íntegro. Si lo que quiere es tramitar el pasaporte, respire hondo: deberá ahorrar su salario mínimo entero durante cuatro años y medio.

El vía crucis de todos los días no engaña a nadie, después de una Navidad entre las espectaculares luces del río Guaire y los bodegones rebosantes de productos llegados desde el Imperio. En Caracas, ciudad privilegiada por el Gobierno hasta convertirla en una burbuja, apagones y cortes de agua se multiplican en «solidaridad» con el resto del país, para dejar muy claro que 2020 será el séptimo año consecutivo de una recesión agotadora.