Ni Cabello ni al chavismo les dará tiempo de empuñar las armas para defenderse

Ni la Fuerza Armada Nacional, ni la Milicia bolivariana, ni los colectivos, ni el ELN, nadie en Venezuela va a dar su vida para que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello sigan en el poder. Y ellos menos que nadie. La historia del chavismo se ha caracterizado por poner pies en polvorosa ante cualquier amenaza real de fuerza. A la hora que se desenfundan las armas o amenaza con correr la sangre (de ellos) sus dirigentes siempre han huido y no hay nada que indique que en el futuro será distinto.


Si se quiere predecir la manera en que un individuo o grupo se va a comportar en el futuro basta con observar su comportamiento pasado. Es lo que se puede decir de los dirigentes del chavismo, con Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López a la cabeza, quienes no dejan pasar oportunidad para asegurar su disposición a defender la patria, la soberanía nacional y la revolución al precio que sea.

Lea también:  El mensaje de Guaidó tras reunirse con sindicatos del sector eléctrico nacional (VIDEO)

Estas reiteradas declaraciones de valor físico probablemente escondan la necesidad psicológica de compensar su absoluta falta de épica armada. Una carencia que siempre le pesó a Hugo Chávez.