En cárcel de Ramo Verde castigan a los presos y obligan a los niños a desnudarse en la requisa

En cárcel de Ramo Verde castigan a los presos y obligan a los niños a desnudarse en la requisa 1

El Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, es la única cárcel militar de Venezuela y está ubicada en Los Teques del estado Miranda. Hay además dos anexos militares, uno en el Internado Judicial de Monagas o cárcel de La Pica y el otro en el Centro Penitenciario de Occidente (CPO) en Táchira conocido como cárcel de Santa Ana. Además otros sitios de reclusión tienen militares o civiles por causas políticas: el SEBIN y DGCIM.

Cada uno de esos lugares tiene en sus paredes, en sus pisos, en sus barrotes, en sus baños o en sus patios, los retazos de historias con muchas lágrimas, sangre, torturas y crueldad. También de gestos heróicos de gallardía, de solidaridad, de respeto y de calidad humana.

Hablemos de Ramo Verde. Ese lugar nunca había tenido tantos militares y civiles detenidos por causas de conspiración, en expedientes señalados por Traición a la Patria, Instigación a la Rebelión o contra el Decoro Militar. En la historia de Venezuela jamás hubo tantos militares acusados por Traición a la Patria; el gobierno de Nicolás Maduro ha roto récord de expedientes por ese delito.

Quizá desde el régimen de Marcos Pérez Jiménez tampoco hubo tantas denuncias por torturas y tratos crueles, como en los últimos cinco años. Se ha ido configurando un entramado de violación a los derechos humanos con participación de funcionarios de inteligencia, torturadores, fiscales, jueces, defensores públicos y altos jerarcas militares y civiles que con su actuación o silencio han permitido la tortura física y psicológica de presos y familiares. Todo eso ante la tímida protesta de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Verónica Michelle Bachelet Jeria.