Uribe: El viejo socialismo era más franco, los nuevos son solapados

Uribe: El viejo socialismo era más franco, los nuevos son solapados 1

Una coalición con sectores “afines” al uribismo es el camino que el expresidente y jefe máximo del Centro Democrático, Álvaro Uribe, ve viable para mantener el poder en el 2022. Así lo dijo el exmandatario en diálogo con EL TIEMPO, en el que hace un enérgico llamado al gabinete ministerial del presidente Iván Duque para “comunicar” y “sumar” en lo que resta de administración: “¡Ministros, pellízquense!”, les dijo, y los invitó a que “lleguen” con “entusiasmo” a los temas y a las comunidades y a liderar las políticas que permitan el éxito del Gobierno Nacional. De igual forma negó que sus hijos, Tomás y Jerónimo, tengan “planes” de aspirar a un cargo de elección popular en 2022.

Uribe: El viejo socialismo era más franco, los nuevos son solapados 2

¿Cómo ha pasado estos días en libertad?

Cuando supe que me impusieron la prisión domiciliaria les dije a los colombianos que sentí mucha tristeza por mi señora, mi familia y los colombianos que todavía piensan que algo buen he hecho por el país. Por supuesto, uno se tranquiliza algo con la libertad. Mi gran afán es mi honorabilidad. Yo he manejado los recursos públicos a lo largo de mi vida con total transparencia, lo mismo mis negocios privados. No cabe en mi mente comprar testigos, sobornarlos ni defraudar la justicia.

Usted renunció al Senado recientemente, ¿considera que su etapa como congresista ya concluyó?

Yo había dicho, sobre todo por compromisos con la familia, que no debería intentar regresar al Congreso en el año 2022. Esto se anticipó abruptamente. Me da tristeza y por supuesto con la persona que estoy endeudado es con mi señora. Lo que me toca ahora es bregar por recuperar mi reputación. Me duele mucho la afectación de mi reputación y mi honorabilidad. Seguiré agitando la discusión de tesis y promoviendo nuevos liderazgos para Colombia.

A propósito de política, ¿cuáles son los puntos del referendo que propone y que incluye derogar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)?

Esto contiene cinco capítulos temáticos: justicia, donde está lo de la JEP; educación, medioambiente, austeridad del Estado y temas sociales. En cuanto a la JEP, está el tema del origen. Es una justicia impuesta por un grupo terrorista y en la que hay sesgo de muchos de sus magistrados. Yo le decía al equipo técnico que está trabajando en este referendo y algunos miembros del Centro Democrático: podemos buscar un acuerdo con otras fuerzas para lo siguiente: si quieren mantengan la JEP, pero hagamos dos reformas.

He manejado los recursos públicos a lo largo de mi vida con total transparencia, lo mismo mis negocios privados. No cabe
en mi mente comprar testigos, sobornarlos ni defraudar

Primero, dejar una institución especial para los militares y, segundo, que los responsables de delitos atroces no puedan seguir, ni llegar al Congreso ni ser elegidos.

¿Por qué?

Creo que un gran daño que hizo el acuerdo de paz, que no fue de paz, porque mire lo que el país vive, fue presentar a las Fuerzas Armadas de Colombia como una horda de violadores de derechos humanos. Estas han sido unas fuerzas democráticas y respetuosas del orden constitucional y los que han fallado han sido severamente castigados. ¿Por qué tienen que ser juzgados los militares por una jurisdicción impuesta por el terrorismo de las Farc?

Pero el capítulo de la JEP sobre los militares fue diseñado por ellos mismos…

Eso es muy discutible. Yo escucho mucho a los militares y ellos tienen una objeción de fondo, muchos de ellos. La objeción de fondo es que ellos necesitan que los juzgue una justicia no impuesta por Farc, que haya jueces imparciales en su origen, que conozcan los procedimientos militares, las reglas, las jerarquías. Creo que es una aspiración muy justa.

Hay quienes dicen que un referendo es largo y dispendioso y que usted lo que busca en realidad es posicionar un discurso para la campaña de 2022, ¿qué responder a esto?

Esto no podría ser un discurso, porque lo ha sido desde hace muchos años. Remontémonos al plebiscito, a la campaña del presidente Duque. Hay gente que dice ‘es que esto no va a funcionar con este problema judicial de Uribe encima’. Muchos de estos temas los venimos proponiendo desde hace tiempo de manera reiterada y creo que, con lo explicado de la JEP, esto tiene más posibilidades de conseguir coaliciones.

En otro tema, fue evidente el apoyo de algunos sectores del uribismo a Donald Trump. ¿El triunfo de Joe Biden fue una derrota para esos sectores uribistas que estaban con Trump?

No generalicemos y que el respeto por las individualidades no lleve a generalizaciones. María Fernanda Cabal, con la franqueza que la caracteriza, dijo que ella preside un organismo internacional que apoya al presidente Trump, y un representante a la Cámara, Juan David Vélez, que tiene doble nacionalidad, porque nació en Estados Unidos, también lo hizo. Nadie más en el partido. Hay personas en el Centro Democrático que les gustó que ganara el presidente Biden. Así me lo han comentado muchos, y varios colombianos querían eso también. Lo que pasa es que no lo hicieron de frente, como procedió María Fernanda Cabal o Juan David Vélez.